FAMILIARES Y FECHAS QUE TE “TOCAN” EL CORAZÓN

Ya de vuelta a casa, después de la última presentación de este año en el CEIP Pinar de San José con las 4 clases de 5 años que han colaborado con la Asociación Apapia, mantenía esta conversación con Pedro:

-¿Entonces qué somos? Porque lo estuve buscando el otro día en Google y creo que no nos tocamos nada…

-Déjame que piense…¿concuñado? …mmm…No. Mmmm…¿consuegro?…mmm…tampoco… la verdad es que nuestra relación no tiene nombre…

-Pues como en el 1,2,3: ¡Somos amigos residentes en Madrid!

Porque por mucho que he investigado, a mí, “el-suegro-de-mi-hermana” no me “toca” na de na…O, como mucho como decía María, mi profe-amiga que me ha traído hasta este colegio, “te puede tocar las narices…”

Pero no es el caso. Mi hermana me dijo un día, muy sabiamente, que la gran diferencia entre la familia y los amigos es, que la primera te toca y los segundos se eligen. En este caso he tenido la gran suerte de tocarme un “familiar” que hubiera elegido como amigo porque Pedro es de las personas que por tocar, te “tocan” el corazón.

Desde que le conozco siempre me ha fascinado su forma de hablar porque no habla, él solo susurra…Y eso para alguien como yo, que lo normal es que tenga que bajar el volumen de mi voz, es de agradecer por la paz y serenidad que me aporta.

Además de susurrar es un apasionado de la escritura, la lectura, dibuja, hace sus pinitos con la fotografía y está encuadernándose a sus 83 casi 84 años “sus memorias” por así decirlo; es decir, una selección de todos sus escritos como legado a los que le sobrevivan, que pienso leerme este verano con todo el cariño que se merecen.

Y a Pedro CEN con C le enamoró desde sus comienzos. Así me lo ha hecho llegar y sentir desde siempre. Es un incondicional de las entradas de este blog aportando siempre un comentario de los que alimentan el espíritu y te dan fuerza y energía para los momentos críticos del proyecto (que haberlos “haylos”). Eso es de AGRADECER. Por eso, en nuestro último encuentro familiar, no dudé en invitarle a la última presentación de este curso escolar. Tras la marcha de mi padre, amante también de la escritura y la lectura y fan incondicional de todas las entradas de mi blog, la figura paternal de Pedro me acerca un poquito más al que fue y siempre será “el mejor padre del mundo”.

Y si de “mejores” hablamos, no podemos dejar de mencionar al centenar de alumnos de 5 años que aguardaban impacientes la entrega de sus ejemplares de regalo. De ellos y de sus profesoras: Ana (que nos contaba hoy entusiasmada como algunas de sus alumnas han comenzado a escribir cuentos por su cuenta y riesgo a raíz de haber escrito para CEN con C ), Yolanda y las dos Marías que, como siempre digo, si algo tiene este proyecto es que quizás no me encuentre a los “mejores” docentes pero sí a los más valientes.

La entrega ha ido como la seda. El mecanismo perfectamente estudiado y trabajado durante toda una década de experiencia funciona. Uno a uno han respetado el turno de sus compañeros mientras leíamos las dedicatorias personales de cada uno de ellos sin abrir el libro. Y a la de tres, después de unas preciosas fotos en familia….

…han volcado sus cabecitas en busca de sus dibujos y su parte del cuento escrita, todo envuelto con el murmullo más maravilloso del mundo…el de sus voces leyendo, todavía, en voz alta…

Pedro, al que uno de los pequeños le ha bautizado como “Pedo” con las consiguientes risas de turno, ha tomado asiento en una de las mesas para que le firmaran uno de los dos ejemplares que le hemos regalado como recompensa a su esfuerzo…. ¡Se me había olvidado por completo que llevaba un marcapasos! Y no ha sido hasta que llevábamos un par de viajes cargando las cajas de los libros (que muy amablemente se ha ofrecido a echarme una mano), que me he acordado al notar su fatigada respiración. ¡Menos mal que en esta ocasión solo eran cuatro cajas…! La próxima vez (porque me ha dicho que después de hoy, se apunta a todas las presentaciones del curso que viene) pediremos la carretilla al conserje no vaya a ser que tenga que dar explicaciones de más a mi hermana y mi cuñado…

Siempre he pensado que el “dedo mágico aleccionador” era solo cosa de las madres…pero va a ser que no…

A finales de esta semana realizaremos las donaciones a las siete causas solidarias para ponerle el broche de oro a este curso escolar que tan buenos e inolvidables momentos nos ha hecho vivir.

Mientras tanto aquí os dejo la crónica escrita por Pedro del día de hoy. Que ustedes la disfruten.

FECHAS

En la vida hay fechas que quedan grabadas para siempre en el alma.

No voy a citar ninguna; todos tenemos las nuestras, y salvo algunas, que todos conocemos, que son universales, las demás son siempre distintas.

Por supuesto tengo mis fechas; mis días de recuerdos, que cuando llegan hago parada y fonda en ellos, y vuelvo a revivir aquellos momentos, alegres o tristes, que no quiero se pierdan nunca en mi memoria.

A esas voy a añadir una que quedará para siempre grabada en mi alma:

18 junio 2019.

Hoy, en el Colegio Pinar de San José, de Madrid, he asistido a la presentación y entrega de cuentos escritos por niños y para niños de 4 y cinco años.

Creo recordar que fue Mario Vargas Llosa quién, a una pregunta que le hicieron sobre el por qué no escribía cuentos para niños, contestó que era muy difícil escribir cuentos para ellos.

Estoy de acuerdo, para escribir cuentos para niños, al hombre le falta tener la inocencia del niño; la sinceridad del niño; el candor del niño; la mirada limpia del niño; la alegría del niño…y sentirse niño.

Tal vez yo no lo sabía hasta esta mañana y, aprendiz de escritor, he intentado, sin éxito, escribir cuentos para mis nietos….

A mis años, han pasado por mi vida cosas que me han hecho perder la inocencia de un niño; la sinceridad de un niño; el candor de un niño; la alegría de un niño;

la mirada limpia de un niño…Y no puedo sentirme niño.

Lo siento.

Esta mañana he sido feliz, muy feliz, al repartir los libros a sus coautores,

y he sentido con Samuel y Julia la emoción de sus primeros autógrafos.

Sí, hay fechas que, aunque uno no se lo espera, quedan grabadas

para siempre en el alma:

18 junio 2019, bendita seas…

ATRAPADA POR CHULE

Querido Chule,

Me comprometí contigo a escribirte una reseña de tu último libro Atrapados por la peste, pero se me quedaba corta para decirte todo lo que quería; así que he optado por escribirte una entrada en mi blog…mejor dicho: nuestro blog.

Y digo nuestro porque la semilla de todo este “tinglao” que es CEN con C la plantamos juntos…y lo mejor de todo ¡sin saberlo!

Tú me diste alas para llegar hasta aquí con esos certámenes literarios que nos brindabas a personas que, como yo, disfrutábamos escribiendo pero que veían “más-bien-poco-probable” la posibilidad de ver nuestra obra publicada. ¿Por qué? Porque tú compartías ese mismo sueño y disfrutabas haciendo realidad el sueño de los demás…

DIGITAL CAMERA

Y cumpliste mi sueño, el de ver publicado un cuento inspirado en mi primogénito Marcos, y también el de sus 24 compañeros de 4º de primaria, que vieron sus cuentos y dedicatorias impresos en “un libro de verdad”. Lo titulamos Deseos cumplidos porque englobaba el deseo muchos niños y niñas: por un lado el deseo de los niños de ver sus cuentos publicados, por otro lado el deseo de otros niños de poder leer cuentos escritos por niños (y no por adultos haciéndose pasar por niños) y por último el deseo de algunos niños que, desde el hospital, aguardaban poder curarse para volver a casa.

El proyecto fue todo un éxito. Pasamos las de Caín eso sí, pero eso solo lo sabemos tú y yo y hoy forma parte ya del camino de nuestra vida. Disfrutamos, sufrimos, reímos, lloramos, confiamos, nos decepcionamos, nos ilusionamos, nos caímos y nos levantamos…y APRENDIMOS, sobretodo aprendimos mucho el uno del otro.

Por aquel entonces yo no era más que una madre volcada al 200% en sus tres hijos de 5, 7 y 9 años deseando volver a conectar de algún modo con los sueños de juventud. Y tú fuiste “ese enchufe” que creyó en mi locura, jamás un “no” salió de tus labios….ni aun cuando te propuse montar una obra de teatro para contar nuestra aventura llevándonos a 500 alumnos escritores al teatro local del municipio ni una sola queja salió de tu boca…los dos teníamos nuestros papeles muy bien repartidos y asumidos: tú ibas allanándome el camino mientras yo tiraba del carro. ¡Y funcionó!

Compartimos la publicación de 11 libros solidarios más antes de que nuestros caminos se separaran.

Y en ese momento tuve que decidir si continuar sola con el proyecto o tirar la toalla. Creo que el Universo decidió por mí poniéndome, uno tras otro en mi camino, los eslabones de lo que iba a ser esta gran cadena solidaria. Y nació CEN con C.

Nunca llegamos a perder el contacto. Mis éxitos eran también tuyos. En todas y cada una de las visitas de sensibilización a los colegios donde les contaba a los futuros alumnos escritos el Cuento de los Cuentos Escritos por Niños, tú eras (y sigues siendo) uno de los protagonistas. Las risas, al pronunciar tu nombre, están aseguradas:

“Chule, ¡qué nombre tan raro!”

Y así es. Tu nombre va de la mano de la risa y de la “rareza” entendida como virtud por ser (que no querer) diferente a lo “común”, a lo estándar…Y así es tu libro porque así eres tú.

Atrapados por la peste te atrapa desde la primera página. Te envuelve en la vida de sus protagonistas Diego, Bubi y Garbriela integrándolas en la tuya como si fueran personas reales que te estuvieran contando su historia. “Más, más…” Ése es el mantra que se repite en tu mente cada vez que finalizas uno de sus capítulos. Sin polvo ni paja, sin descripciones aburridas que quieras saltarte, proporcionándote la información necesaria y siempre, siempre con altas dosis de humor. Una fórmula perfecta, muy medida, estudiada, pensada, meditada pero presentada de forma tan natural, con una fluidez tan sutil que logra engancharte sin que apenas te des cuenta.

Querido Chule, como te dije por teléfono al terminar tu libro solo puedo ponerte una pega a tu libro: que se acabara.

Espero ilusionada la segunda entrega, que aunque siempre hay alguien que nos recuerda que “segundas partes nunca fueron buenas”, también la excepción (y tú eres excepcionalmente requetebueno) nos recuerda que no siempre es así.

Te deseo que sigas ejerciendo “tu don” para que los demás podamos disfrutar de él y con él. Me alegro infinito que el destino nos atrapara en un momento de nuestras vidas porque HOY eres parte de mi historia, de mi vida y de mi corazón.

¡GRACIAS AMIGO!

SE CRECE ROMPIENDO “MOLDES”

¿Cómo crece CEN con C?

Rompiendo el molde, lo tengo claro…y cuando hablo de “romper el molde” me refiero a querer hacer algo “diferente” a los formatos ya creados.

Cuando comencé mi andadura con este proyecto “lo único conocido” era un libro de Cuentos Escritos por Niños de 4º de primaria sin ilustraciones cuya portada no habían realizado ellos.

Al proponer “la idea base” a cientos de docentes durante la útlima década, han ido surgiendo nuevas propuestas que nos han hecho crecer a todos:

  • ¿Por qué no incluir dibujos en blanco y negro?

  • ¿Por qué no proponerles que ellos mismos hicieran la portada del libro?

  • ¿Por qué no pedirles a las Asociaciones/Fundaciones que escribieran un cuento contando a los niños su labor?

  • ¿Por qué no hacer un libro con cómics?

  • ¿Por qué no escribir un cuento con toda una clase de niños de 5 años?

  • ¿Por qué no hacer un libro con poemas?

  • ¿Por qué no hacer un homenaje a alguien especial?

  • ¿Por qué no dedicar el libro a una persona?

  • ¿Por qué no incluir el cuento de una profesora?

Y un año más al llegar a un nuevo centro, en este caso el CEIPSO Maestro Rodrigo en Aranjuez que ha colaborado con Federación Autismo Madrid, también surgieron nuevos ¿por qués…?

  • ¿Por qué no escribimos un libro con los sueños e ilusiones con los niños de 5 años?

  • ¿Por qué no escribimos un libro de poemas limerick?

El libro de la clase de Encarna de 5 años C, Nuestros sueños, nuestras ilusiones, va a dar mucho de qué hablar y no dudo que algún/a compañero/a de la profesión se lo copie y quizás, le dé una vuelta de tuerca más…

Lo mismo que el libro de la clase de Paloma con sus chic@s de escribiendo poemas limerick…

Porque de eso se trata…de darnos todos una vuelta de tuerca más cuando sentimos que estamos estancados en nosotros mismos, en romper el molde al que ya nos hemos acomodado (pero que tanto sufrimiento innecesario nos aporta en tantas y tantas ocasiones) para crear una mejor versión de nosotros mismos…y no os preocupéis, no os faltarán ocasiones para CRECER porque la vida es la maestra perfecta.

La vida sabe qué asignaturas necesitamos aprender y nos pone los mismos deberes sobre “esa materia” hasta que somos capaces de demostrarle que ya la dominamos…A lo que todos nosotros solemos llamar “problemas/dificultades” no es más que la vida ofreciéndonos nuevas oportunidades para aprender y CRECER. De modo que nos animo a todos a que la próxima vez que la vida nos sirva en bandeja un problema o una dificultad, lo AGRADEZCAMOS en lugar de QUEJARNOS y lo APROVECHEMOS como lanzadera para seguir CRECIENDO…

Es, poco más o menos, la reflexión con la que ha querido finalizar Javier, el profesor de las dos clases de de primaria que juntas han escrito Cuentos poderosos. Porque no todos sus alumn@s quisieron participar y esta mañana han aprendido (y CRECIDO a la vez) que hay trenes que solo pasan una vez en la vida y que, aunque haya que realizar el esfuerzo de correr para no perderlos, te llevan a un destino tan bonito que al final lo compensa.

Mi enhorabuena también a la clase de Maite de 5 años D con su  libro titulado La flor del pétalo azul que ha puesto fin a la ronda de presentaciones por el momento…porque todavía nos quedan 4 clases de 5 años que han decidido recibir sus libros pocos días antes de su graduación.

Hasta ese día ¡A SEGUIR CRECIENDO!

EL MAR SERÍA MENOS MAR SI LE FALTARA “NUESTRA” GOTA

Ayer domingo estaba taquicárdica en la salida de la XVI Carrera de la Mujer que se celebró en Madrid un año más. No había pasado ni tan solo un minuto y ya tenía frente a mí un gran reto: bajar el ritmo de pulsaciones, gestionar la adrenalina y mis nervios a flor de piel y tratar de seguir en pie a pesar del temblor de piernas que tenía…

“Pues no lo entiendo la verdad…”- me decía una amiga cuando se lo contaba. “¿Por qué?”

Y reflexioné sobre ello porque soy de las que me gusta indagar especialmente sobre mí, para conocerme un poquito mejor cada día.

Esa reflexión es la que he llevado esta mañana a l@s alumn@s de 7º (1º de la ESO) de la Escuela Micael que decidieron colaborar con la Fundación Aladina en su día.

El motivo de mi estado de ánimo era la intención con la que ayer corrí. Quería dar lo mejor de mí en honor de mi amiga Sonsoles que esta semana, a consecuencia de un cáncer, hará ya dos meses que nos dejó…Pero nos dejó taaaanto, tantas lecciones de vida, tanto por lo que vivir, tanto por lo que agradecer y luchar que, a pesar de saber que no iba a ganar la carrera compitiendo entre tantas atletas de élite, de que a “nadie” le importaba si corría bien o mal, de que “nadie” me iba a poner falta si al final decidía no participar…que corrí como si me fuera la vida en ello porque ME IMPORTABA A MÍ. En nuestra última conversación en el hospital, pocos días antes de marcharse, hablamos de la carrera de la “marea rosa”. Me dijo que este año me esperaría en la meta y que iríamos a celebrarlo como se merecía con un chocolate con churros en San Ginés…

Sonsoles no solo me esperó en la meta si no que sentí su fuerza en todas y cada una de las pisadas de sus 6,3 km de recorrido. No me permití bajar el ritmo ni un solo segundo, las atletas federadas marcaban el suyo pero alejé de mi mente cualquier pensamiento negativo que pudiera restarme un ápice de energía en ese momento. Tenía su lucha por bandera y su SONrisa iluminándome el camino. No necesitaba más.

Crucé la línea de meta sintiéndome llena a pesar de haberme vaciado por completo en el sprint final y me fui, cómo no, a celebrarlo como las dos habíamos quedado.

Con esta reflexión les he querido hacer ver a los alumnos la importancia de hacer las cosas dando lo mejor de nosotros mismos aunque a “nadie” le importe más que a nosotros mismos.

Clara, la profesora que ha escrito el prólogo de los dos libros publicados, abre su prólogo con la siguiente cita que ha leído su compañera Sarah:

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos mar si le faltara esa gota”.

Teresa de Calcuta

Y ella misma nos confesaba antes de leerles el prólogo al término de la presentación a sus alumnos, el estado de nervios/pánico por el que había pasado antes de escribirlo porque a ELLA SÍ LE IMPORTABA.

¡Y qué decir de la escritura de los cuentos! L@s alumn@s  saben que no es un concurso, que no compiten entre ellos…podrían escribir “cualquier cosa” o conformarse sencillamente con una versión.0 pero no…Est@s chic@s escriben SU mejor versión. En primer lugar por ellos y en segundo lugar porque saben que un trabajo en equipo no merece menos…

Las portadas y contraportadas de estos libros son un puro reflejo de que SÍ IMPORTA la calidad de la gota que aportamos a NUESTRO mar…

EN FAMILIA SIEMPRE EXISTE UN DENOMINADOR COMÚN QUE UNE

En familia…

Así es como me siento cada vez que visito el CEIP San José Obrero, no solo porque este año es el noveno que colabora con el proyecto, sino porque en este colegio me estrené como madre primeriza en todos sus niveles.

Echo la vista atrás y me veo:

– tomando nota de todo lo que se dice en mi primera reunión de padres en la clase de 3 años de mi hijo Marcos no fuera a ser que se me escapara algo “importante”  (hoy, con 16 años más de experiencia a mis espaldas como madre, sonrío al comprobar la evolución de la palabra “importante” a lo largo de mi vida…)

– asistiendo a mi primera tutoría escuchando a una jovencísima maestra, en su primer año de experiencia, como si ella lo supiera todo sobre mi hijo sin caer en la cuenta de que las dos estábamos igual de verdes,

– y me veo también dejándome la piel como miembro del AMPA bajo el amparo de la ignorancia que me permitió lograr imposibles sencillamente porque nunca me cuestioné que no fueran posibles…

16 años después, en este mismo centro, es mi hermana pequeña quien lidera el AMPA. Por eso cuando me fui a despedir de Susana, su Directora, no me sorprendieron sus palabras:

“-Gracias por seguir poniendo la misma ILUSIÓN año tras año, da gusto ver cómo te involucras en tu trabajo. Igual que tu hermana.”

“-¿Igual…?” Pensé yo…

En realidad no podemos ser más distintas la una de la otra. Pero sí, en eso estoy de acuerdo con Susana. Cada una a nuestra manera, con nuestra forma particular de hacer las cosas, con nuestro “sello personal”; actuamos bajo un mismo denominador común “mamado” desde pequeñas: huir de la queja y pasar a la acción. Un denominador común que, a pesar de nuestras diferencias, nos une más allá de nuestros lazos de sangre…aunque a veces, como ocurre en toda buena relación entre herman@s, se nos llegue a olvidar…

Con comentarios de este estilo y con el reencuentro de profes como Raquel, con la que he vivido este proyecto varias veces en éste y en otros centros; es muy fácil sentirse como en casa…en familia.

Y para familia, las fotografías de grupo que quedarán para siempre en el recuerdo de estos alumnos que han puesto todo su CORAZÓN en la elaboración de sus cuentos sabiendo que, un año más, van a poder colaborar con la Fundación Menudos Corazones.

EMOCIONARSE CON LA FELICIDAD DEL OTRO, ES SER FELIZ DOS VECES

¿Cuánto vale hacer posible el deseo de una persona?

Esta es la historia de Alba, profesora de inglés de secundaria del colegio Balder.

Si bien me resulta prácticamente imposible leerme todos los cuentos escritos por los niños a la par que los voy maquetando (ha habido años que han participado más de 2.000); los prólogos de los profesores siempre los leo con mucho cariño.

El de Alba consiguió encender en mi corazón la llamita del WHY NOT?

 […]Y permitidme también dedicar este trabajo. Siempre me ha encantado escribir; desde que era muy pequeña he rellenado diarios, he escrito relatos cortos, novelas… y mi mayor fan siempre fue mi padre, aunque también fue mi mayor crítico y me repetía una y otra vez que cuándo iba a ver uno de mis trabajos publicados. Por desgracia se fue al cielo hace un par de años y no vio que, aunque no soy autora de ninguna de estas maravillosas historias, ya hay un libro publicado que incluye mi nombre.

Alba López Moreno

Es increíble como en décimas de segundo esa pequeña llamita provoca un incendio de tal magnitud en mi cabeza, que para apagarlo solo me queda una opción: PASAR A LA ACCIÓN. Y eso hice…

LA ACCIÓN se materializó en una llamada telefónica mágica que Alba describe así en su Prólogo_2:

[…]Este primer prólogo acabó con una llamada de teléfono que marcó un hito en mi vida. María Jesús, con una sensibilidad increíble, y con la que coincido en muchas más cosas de las que habría pensado, me llamó proponiendo que mi nombre no apareciera sólo en el prólogo, sino también como autora, para que el deseo de mi padre se cumpliera íntegramente, y llenó mi cabeza de ideas maravillosas sobre qué escribir y cómo, y mi estómago de “mariposas” y de ilusión por volver a escribir. Es por ello que quiero volver a darle las gracias, esta vez desde el fondo de mi corazón.

Papá: Ya hay un libro con una de mis historias publicadas que además está inspirada en ti.

Ser testigo y compartir una emoción tan intensa es algo indescriptible, es AMOR en estado PURO por la dicha de esa otra persona que te llega sí o sí porque ESTAMOS TODOS CONECTADOS. Y en ese instante, SU FELICIDAD ES LA TUYA TAMBÉN.

A la FELICIDAD de Alba esta mañana al ver publicado su cuento inspirado en su padre en el libro de sus alumnos de la ESO….

….se le ha unido la FELICIDAD de las clases de 5 años, 1º, 2º y 4º de primaria que también aguardaban con “mariposas en el estómago” la llegada de sus libros. Olga, la madre “culpable” de que CEN con C llegara a este centro, me contaba esta mañana en un wasap lo mucho que le había costado a su hijo Leo conciliar el sueño fruto de la emoción y los nervios. Ésta, entre otras, es una  es una de las razones que pertenecen a la “contabilidad emocional” del proyecto y que hacen que merezca la pena seguir años tras año…

Son 7 libros que colaboran con la Asociación Acción Alegra en su proyecto en Togo y que han dejado estas imágenes para el recuerdo:

 

SI ALGO PUEDE SALIR BIEN, SALDRÁ BIEN

Hoy es la segunda vez que veo impreso en una furgoneta este slogan publicitario.  Iba conduciendo de vuelta a casa tras la presentación en el CEIP Ausiàs March de los tres libros de las tres clases de 3º de primaria que decidieron colaborar con la Asociación Duchenne España.

Fue Diana, alumna de 3º C, quien propuso esta causa para poder ayudar a su primo Uriel a recaudar moneditas para la fabricación de “los caramelos con sabor a menta” que logren curarle.

A este tipo de  “CAUSAlidades”, los que me conocen saben que, les llamo “mis señales”. Está demostrado que somos correlativos con nuestros pensamientos y que atraemos lo que proyectamos. Por eso, no es de extrañar que tras la emotiva e intensa presentación (con diplomas incluidos) y un café compartido con Verónica (madre de Diana) y su hermana pequeña Itziar, donde me hablaban de la entereza de Marisa (madre de Uriel) y de las esperanzas puestas siempre en el futuro…acabara “atrayendo” en mi camino de vuelta a casa un mensaje como éste:

Aunque esta mañana ya nos hemos llevado muuuucho. Para l@s 83 alumn@s y sus tres profes, e incluso para Verónica e Itziar, “lo mejor de CEN con C” les ha llegado hoy.

El espíritu de cada clase/aula es algo que se percibe enseguida. Pues bien, puedo asegurar sin temor a equivocarme que, los de estas tres clases son espíritus: inquietos, curiosos, impacientes, emocionales, alegres, agradecidos y ENTUSIASTAS por encima de todo…en una palabra: ¡AGOTADORES!

Pero es ese tipo de agotamiento que te da la vida, que te hace vibrar con ellos, entusiasmarte con ellos, reír con ellos y COMPARTIR con ellos.

Me quedo con la ALEGRÍA que desprendían por cada uno de los poros de su piel, con haber conseguido emocionar una vez más a Mabel (“la-profe-culpable” de que la sigamos liando en tantos y tan variados puntos de la localidad de Madrid), con el agradecimiento de Verónica e Itziar, con la larga fila que se ha formado para que les firmara los ejemplares, con los gracias, gracias, gracias y los “contamos contigo en un futuro porque ha sido una experiencia inolvidable” de David y Estefanía, los profes que hoy debutaban por primera vez…y cómo no, con mi señal del día de hoy:

SI ALGO PUEDE SALIR BIEN, SALDRÁ BIEN…

LO MEJOR ESTÁ AÚN POR LLEGAR

Aquí os dejo imágenes para el recuerdo…

TODOS SOMOS DETECTIVES

Y seguimos con nuestras presentaciones…

Esta mañana en el Colegio Zola de las Rozas con alumnos de 3º, 4º, 5º y 6º de primaria donde Federación Autismo Madrid me llevó de la mano para que colaboraran con su causa solidaria.

Allí conocí a Marta (Directora Técnica/Responsable Departamento de Orientación) y a las dos Saras (Maestra Ed. Especial-P.T una e Integradora social otra).

Marta ha sido la responsable de centralizar y gestionar todo el trabajo, nada fácil por cierto cuando se trata de “la primera vez”. Pero como me decía esta mañana visiblemente emocionada:

“El resultado ha merecido la pena.”

Y de las dos Saras me quedo con el escrito que da paso al cuento titulado SOMOS DE COLORES de la Federación Autismo Madrid, que dice así al referirse al aula TEA:

Erase una vez, hace seis meses, cinco niños de diferentes lugares que un día se conocieron y formaron la clase de los detectives. ¿Por qué detectives? Porque estos cinco alumnos tan iguales, pero a la vez tan diferentes, son conocedores del mundo de manera diferente a como lo vemos los neurotípicos, y qué mejor que convertirnos en detectives para aprender todos de todos a conocer e investigar el mundo que nos rodea.

Estos chicos son unos superhéroes, capaces de luchar contra todos y contra todo. Estamos muy orgullosas de lo que sois.

Después de seis meses cada día es un aprendizaje en nuestra vida, somos una pequeña familia que os invitamos a todos a conocer.

Todos somos detectives.

Aquí os dejo el resultado de sus investigaciones, indagaciones, sueños e ilusiones…mañana más.

¡EL CURSO QUE VIENE ME TOCA A MÍ!

Dicen que si lo bueno es breve, es dos veces bueno.

En este caso, la presentación de hoy ha sido buena y breve, por lo que nos ha sabido doblemente bien.

Se trataba de la clase de 5º de primaria del CEIP Pinar Prados de Torrejón colaborando con Infancia sin Fronteras. Hemos tenido el placer de contar con uno de sus voluntarios, Manu, para efectuar la entrega de los libros a la veintena de escritores visiblemente emocionados y a Montse, su tutora, a la que quiero agradecer su esfuerzo por mantener ese equilibrio entre lo personal y lo profesional cuando el viento no siempre sopla a nuestro favor.

Silvia, la nueva Jefa de Estudios este curso, me contaba que cuando los niños y niñas en el recreo suben a la biblioteca, suelen coger para leer libros de ediciones pasadas de CEN con C. Concretamente este centro fue uno de los pioneros y de los que se fidelizó al programa tanto, que no ha fallado ni un solo curso desde nuestros comienzos. El de hoy, La mejor imaginación con Pinar Prados de Torrejón, es su noveno libro publicado.

Me emociona saber que hay alumnos en cursos inferiores a 5º, que están “contando” los cursos que les faltan para “contar” sus cuentos y convertirse en escritores (porque este centro, hasta la fecha, siempre han escrito en este curso). De hecho, no es la primera vez que asisto a la presentación de un libro en uno de nuestros colegios veteranos y los niños que me ven por los pasillos llegan corriendo hasta mí diciéndome:

– ¡El curso que viene me toca a mí!

Aquí os dejo la fotografía de familia no sin antes agradecer a Infancia sin Fronteras la adquisición de 30 ejemplares que repartirá entre algunos de sus colaboradores pues les ha parecido una iniciativa muy bonita que contribuye a dar visibilidad a su gran labor.

DOBLE DELIRIO EN MÓSTOLES

Delirio: Dicho o hecho disparatado, insensato o carente de sentido común.

Esto es lo primero que pensaron muchos cuando se me pasó por la cabeza que los alumnos de 5 años escribieran sus propios cuentos…que estaba “delirando”…

Hoy, de los 289 libros publicados hasta la fecha, 39 han sido escritos e ilustrados por alumnos de 5 años…

Uno de esos 39 ha sido el que hemos presentado esta mañana en el CEIP Pablo Sarasate en Móstoles junto a sus profes Susana (que repetía este año con “conocimiento de causa” y sabiendo antes de comenzar que iba a merecer la pena) y Sara (que se contagió rápidamente de la ilusión de Susana y hoy lo ha disfrutado como una niña pequeña).

El libro venía con “errata”, pero de las que suman cuando uno es capaz de darle la vuelta. Su causa solidaria era Federación Autismo Madrid y el cuento escrito por la federación estaba debidamente publicado pero no así la información que viene en la solapa interior…un error de maquetación ha hecho que se colara el logotipo de la Fundación Aladina…¿casualidad? No, “CAUSAlidad” más bien. Luego veréis por qué. La parte positiva (porque ésa siempre está, solo hay que saber verla) es que el libro de estos peques dará visibilidad (tan necesaria) a dos causas solidarias en lugar de solo a una “sin pretenderlo”.

Su portada y la foto de familia hablan, como siempre, por sí mismas…

Y digo que ha sido CAUSAL y no casual que este libro le diera visibilidad a la Fundación Aladina sin pretenderlo, pues su colegio vecino, el CEIP Antonio Hernández ha participado este año con los alumnos de 5º y 6º apoyando a dicha fundación (como ya vimos el miércoles pasado)….y es justamente ahora es cuando aparece nuestro SEGUNDO DELIRIO.

Cierto día Tania, profe de 5º del CEIP Antonio Herández, paseando por Móstoles descubrió junto a su hija Ana una pequeña librería llamada DELIRIO. Entraron y un libro llamó la atención de Ana: El legado de Catherine Elliot. Como las Navidades estaban a la vuelta de la esquina, el libro “mágicamente” llegó a manos de Ana el día de Navidad. Un buen día Tania se enteró de que la autora de dicho libro iba a firmar ejemplares en la librería Delirio y no se lo pensó dos veces. Se acercó junto con su hija Ana para llevarse el ejemplar firmado.

Durante la espera en la larga cola que se había formado tuvo ocasión de charlar con el dueño de la librería, Alejandro. Tania le contó en “el lío que se había metido” (así empieza el prólogo de su libro, por algo será) y le propuso a Alejandro que aceptara un ejemplar del libro de cuentos que se iba a publicar de sus alumnos de 5º para que lo pusiera en el escaparate.

“Ellos saben que los libros de CEN con C no se venden en las librerías, pero sería estupendo y les haría mucha ilusión que, al menos, un ejemplar estuviera expuesto en una librería “de verdad”.

Alejandro quiso saber más. Y cuando Tania le contó más cosas sobre CEN con C “se enganchó”. Tania nos puso en contacto y….¡qué lío, qué delirio de tarde la de hoy!

Alejandro junto con su compañera María organizaron una sesión de “firmas de autores” para que los familiares pudieran ir con los ejemplares encargados a que sus hijos, nietos, sobrinos, hermanos, primos y sobrinos les firmaran los ejemplares.

Así que esta tarde he vuelto a Móstoles para no perderme el evento.

Podría contaros que ha sido mágico, inolvidable, emotivo, especial y enriquecedor…pero os dejo mejor con las imágenes que creo que valen más que mil palabras.

Gracias Tania, Alejandro y María por haberlo hecho posible.

Esperando para poder entrar…