Te contamos quiénes somos

La Asociación

La Asociación CEN con “C”: Cuentos Escritos por Niños con Corazón es un grupo de personas que trabajan como “Hadas Madrinas” con el objetivo de servir de puente entre niñ@s autores de cuentos y las causas solidarias (Fundaciones) con las que deciden colaborar.

Nuestra inspiración: ¡los niños!

¿Por qué CEN con “C”?

Fonéticamente CEN evoca la escuela budista ZEN que es la pronunciación en japonés de la palabra china que significa “meditación” y más concretamente “meditación con asiento”.

Para escribir un buena historia primero hay que meditar, pensar bien lo que queremos expresar y sentarnos a escribir…En este caso con el corazón pues el alma del Progrma CEN con “C” reside en la publicación de libros solidarios que ayudan a los demás.

Así pues, combinando la fonética del concepto ZEN y la palabra corazón, surge el nombre de nuestro Programa CEN conC”.

Cuentos Escritos por Niños con el Corazón.

Carta del Hada Madrina principal

Siempre he vivido rodeada de cuentos y relatos. Unos me los contaron, otros los he imaginado y los menos me he atrevido a darles forma con la ayuda de las palabras.

El primer cuento que me viene a la memoria es el que me contaba mi madre cuando de pequeña le preguntaba por qué había elegido mi nombre y no otro.

Será niño no me cabe la menor dudadijo mi madre al enterarse de su segundo embarazo.Y se llamará Jesús, como su abuelo y su tío que será también su padrino.

Pero fui una niña y hubo poco que debatir, me llamaron Mª Jesús.

Ya desde pequeña me gustaba leer y escribir.

María Jesús en Primaria

Aún conservo los diarios de cuando era una niña y todavía a día de hoy, cuando logro encontrar un momento, continúo rellenando las páginas en blanco de mi “leal confidente”. Sobre el placer de leer…citaré un proverbio Indú:

“Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora”.

Un día al leer la autobiografía que había escrito mi hijo mayor Marcos, con nueve años por entonces, como deberes para la clase de lengua; escribí un cuento titulado Todo me pasa a mi inspirándome en sus palabras sin saber que ése, iba a ser el inicio de un camino que, a día de hoy, sigo recorriendo todavía.

El cuento lo publicó una pequeña editorial llamada Fergutson y esa misma editorial fue la que me ayudó a publicar nuestro primer libro de Cuentos Escritos por Niños naciendo así Deseos Cumplidos que contribuyó, gracias a la labor de la Fundación Pequeño Deseo, a cumplir el deseo de Rocío, una niña con leucemia, que soñaba con conocer Venecia.

Así fue como al curso siguiente, ilusionada por lo bonito que había sido el proyecto, se lo propuse a otros “coles”, a otros “profes”, a otros niñ@s y a otras Fundaciones y todos dijeron que sí porque “merecía la pena intentarlo”. El curso siguiente, Chule, la persona que estaba a cargo de la pequeña editorial tuvo que marcharse. PERO ya era demasiado tarde para tirar la toalla porque la magia de este proyecto me había vuelto adicta a él. De modo que decidí crear una Asociación para continuar con la cadena solidaria de personas con ganas de hacer algo diferente por los demás.

Por eso aquí sigo, no ya como un proyecto de una madre soñadora si no, como un Asociación consolidada sin ánimo de lucro y con ganas de seguir llegando a más “coles”, más “profes”, más niñ@s y a más Fundaciones a través del vehículo más mágico que se haya podido inventar:

¡¡LOS CUENTOS!!

Mª Jesús Jerez Guerrero

 

Share this article