No juzgues…

Un adolescente mirando a través de la ventana del autobús gritó visiblemente emocionado:

“¡Papá, mira los árboles como van corriendo detrás!”

El padre sonrió mientras una pareja de jóvenes sentados cerca, miró al adolescente y comenzaron a murmurar entre sí. De pronto, el adolescente exclamó otra vez:

“¡Papá, mira las nubes, están corriendo con nosotros!”

La pareja no pudo resistirse frente al comportamiento tan infantil de aquel adolescente y le preguntó al padre:

“¿Por qué no llevas a tu hijo a un buen médico?”

El padre sonrió y dijo:

“Ya lo hice. Mi hijo era ciego de nacimiento, y hoy por primera vez puede ver.”

No juzgues, cada persona en el planeta tiene su historia porque cada persona es única en su especie.

somos_unicos

Share this article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *