FUENTE SANTA, fuente de ilusión y magia para la APU

Esta tarde me he armado de valor una vez más para dirigirme a Colmenar Viejo. Y no porque no me guste el lugar o tenga algo en contra de ese municipio (es más, tan cerquita de la Sierra es un placer ir acercándote hacia él). Es más bien por la inseguridad que me produce conducir por M-40, M-607, M-609, bifurcaciones e incorporaciones. Yo, que soy de las que utilizo el coche para ir de casa al colegio de mis hijos, de casa al supermercado o de casa a cualquier otro lugar cuyo recorrido tenga memorizado…conducir desde Pozuelo de Alarcón hasta Colmenar Viejo me parece todo un reto. ¡Y lo he conseguido! Y esta vez he llegado derechita. No como la vez anterior que accedí por otra entrada y batí récord (estoy convencida) en número-de-personas-paradas-para-preguntar-por-una-calle-por-minuto. Afortunadamente he aprendido a que este tipo de cosas ya no me quite el sueño. Trato, porque no siempre lo consigo, que la preocupación por el futuro no me impida disfrutar del momento presente. Y eso es un gran paso, lo digo por experiencia. Igualmente somos expertos en  malgastar nuestro tiempo presente lamentándonos o culpándonos por algo ocurrido en el pasado que ya no podemos cambiar. Culpa y preocupación, dos grandes palabras expertas en arruinar nuestro presente…tengámoslo muy presente.

Pero esta tarde esas dos palabras no han formado parte de nuestro rato compartido con los alumnos de 5º y 6º de primaria del CEIP Fuente Santa. En el gimnasio del colegio he conseguido atraparles a todos en su momento presente contándoles el Cuento de los Cuentos Escritos por Niños. Las peripecias de mi primogénito Marcos no dejan a nadie indiferente. Incluso esta vez, al verles tan absortos y metidos en la autobiografía de Marcos con solo 9 años, me he extendido un poco más contándoles anécdotas de su vida ahora con 14 años. Y es que este chico promete…

foto visita apuTras contar la trayectoria de la evolución de nuestros libros solidarios: primero 1 , luego 11, al año siguiente 12, luego 27, el pasado año 32 y este año 43 (de los cuales 6 serán escritos en este centro); he dado paso a Mariano, Presidente de la Asociación Pablo Ugarte.

Mariano es también de esas personas que no vive anclado en el pasado ni malgasta su tiempo preocupándose por lo que pueda ocurrir. Tras la muerte de su hijo Pablo (“porque se murió, sí, se murió aunque yo no creía que pudiera suceder, sucedió” – les contaba a los chicos) decidió frente a la bifurcación de tomar la salida del victimismo o la salida del coraje, tomar esta última. Imagino que para él no fue fácil. Ni para él ni para nadie. Tomar decisiones que impliquen esfuerzo no es nunca fácil. Por eso creó la Asociación Pablo Ugarte en favor de la investigación del cáncer infantil.

También las profesoras y profesores de estos seis cursos han tomado valientes decisiones al querer participar en el programa de cuentos solidarios. Porque lo fácil, lo cómodo es seguir con nuestra rutina, con nuestro día a día sin salir de la zona de confort. Pero… ¡qué de cosas nos perdemos por no tomar la otra salida…! Tener sueños, ilusionarse, compartir, trabajar en equipo y trabajar duro es tan, tan gratificante a la larga; que el esfuerzo merece la pena con creces.

Estoy convencida de que estas profesoras, estos chicos, sus familias, Mariano y una servidora al volver la vista atrás cuando termine el curso, podremos sentirnos, cuanto menos, satisfechos por el trabajo bien hecho. Un trabajo que les subirá la autoestima a estos chicos al ver sus cuentos publicados y les llenará de satisfacción al saber que habrá contribuido a la investigación contra el cáncer infantil. Para que, como explicaba Mariano, de cada 1.200 casos de cáncer infantil diagnosticados al año, esos  400 fallecimientos anuales sean cada vez menos. Para que cada año menos padres y madres tengan que escuchar de boca de un doctor muy amable con bata blanca “lo lamento mucho pero la enfermedad de su hijo no tiene solución”…

¿Acaso hay mayor satisfacción que ayudar a los demás con la suma de pequeños gestos…?

simple gesto

Share this article

2 thoughts on “FUENTE SANTA, fuente de ilusión y magia para la APU

  1. Los pequeños gestos……..
    Son teselas que al final del año forman un mosaico de eterna felicidad.
    Los pequeños gestos……..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *