SANOS Y FELICES “POR NARICES”

Esta mañana me dolían las mejillas de tanto reírme…por desgracia la rutina del día a día mantiene a los músculos de la cara totalmente desentrenados. Y claro, con cuatro sesiones de PayasoSalud la cosa no era para menos.

Han sido cuatro sesiones porque el en el CEIP Santa Catalina de Majadahonda han demostrado tener, además de muuuucha imaginación, unos corazones muy, muy solidarios.

Lo de la imaginación, a las pruebas me remito. Todos los años siempre hay un Árbol de Navidad que logra sorprenderme. Y este año me estaba esperando en el recibidor de este acogedor centro educativo. Aquí lo tenéis:

ARBOL NAVIDAD

Todo un Señor Árbol de Navidad…si no ¿de qué iba a llevar corbata? Su Señora, si andaba por allí cerca no he tenido el gusto de conocerla. Quién sabe si el próximo año colgarán bolsos de mano 😉

Y lo de la solidaridad por el grado de implicación de sus docentes. Este año en este centro se han lanzado a la piscina las profes de 3, 4 y 5 años de Educación Infantil así como las de 3º,4º,5º y 6º de Primaria. Y todos ellas, junto a sus niñ@s, han tenido su “pase” CEN con C – PayasoSalud.

Y no, no penséis que cuatro pases se hacen pesados…una vez que ves llegar a los niñ@s con esas caras de ilusión te da igual que vaya a ser la tercera o la cuarta vez consecutiva que vas a contarles “lo mismo” porque te metes en el papel y te dejas llevar. Vives ese momento que siempre es único y diferente porque ellos lo son también. Y todo fluye como si fuera la primera vez.

FOTO MAYORES

PAÑUELOS MAYORES

A todos ellos les hemos contado qué es CEN con C valiéndonos de la teoría del “efecto mariposa”, esa que dice que algo tan frágil como el simple aleteo de las alas de una mariposa puede cambiar el mundo y la hemos equiparado con nuestra propia experiencia.

En nuestro caso, algo tan cotidiano como los deberes de lengua de un alumno de 4º de primaria han dado paso a la publicación de 125 libros solidarios…y los que vendrán.

Muchos se han quedado sorprendidos de que no les regalásemos hoy un libro. Ellos habían oído campanas, claro.

“Pero para que te lo regale, primero tendréis que escribirlo ¿no?”

Algunos caían en ese momento pero otros me miraban poco convencidos…Allí había un banco lleno de libros. ¿Por qué no iban a poder llevarse uno?

EVOLUCIÓN CEN CON C

La inocencia y la lógica de los niños siempre me desarma. A mí y a cualquiera…

Si no que se lo digan a las profes del último pase que no han parado de reírse, con esa risa además contagiosa. Pero no han sido solamente ellas, a varias niñas le han dado un ataque de risa tonta que no había forma de contener (y ni intención teníamos, claro).

¿Acaso hay algo más divertido que ver a un grupo de niños esforzándose por poner la-cara-de-Harry-Potter-comiendo-un-limón para que le elijan voluntario…? O verles partirse de risa cuando a la profesora encargada de sujetar la varita se le rompe mientras la sujeta… O cuando Pepinillo confunde sus nombres, se equivoca de salida y se da un mamporrazo contra el quicio de la puerta, o se hace el loco cuando los niños le piden que le dé la vuelta a la bolsa para ver si estaban o no los pañuelos que se había propuesto hacer desaparecer…

FOTO PEQUES VARITA ROTAAfortunadamente entre medias de las dos primeras sesiones hemos podido reponer fuerzas durante el recreo. Nos han invitado a la sala de profesores donde allí también reinaba un gran espíritu solidario. Me he dado cuenta de ello al constatar que la gran mayoría de las profes compartían media pizza o media palmera de chocolate compartiendo de paso el número de calorías. ¡Eso sí que es ser solidario!

En fin, que ha sido una mañana muy, muy divertida donde los niños, y no tan niños, han conocido en primera persona los efectos terapéuticos de la risa y la labor de PayasoSalud: la de llevar la risa a personas enfermas hospitalizadas sin importar su edad, a sus acompañantes y al personal laboral de los hospitales.

payaso anciana

Desde aquí le doy las gracias a Pepinillo, a las alumnas y profes del ataque-de-risa-contagioso, a sus caras sonrientes, a las ocurrencias de los alumnos y a su buen rollo porque de verdad, hacía tiempo que no me reía tanto.

Por algo decía Víctor Borge que “la risa es la distancia más corta entre dos personas”.

¡Gracias por vuestra cercanía!

Share this article

2 thoughts on “SANOS Y FELICES “POR NARICES”

  1. Efectivamente la risa no solo es la distancia más corta entre dos personas, sino que es también la distancia más corta entre beso y beso. Y calificar al beso como queráis.
    De padres a hijos, de abuelos a nietos, etc, etc., siempre de postre de una carcajada sana, abierta, sincera, limpia. Como la de los niños ante el payaso.
    Quien sabe reír, sabe amar, y quien sabe amar sabe besar….
    Seguis sembrando risas, recogeréis besos……

    • Gracias Pedro.
      Como te dije el otro día, te vamos a nombrar nuestro comentarista “oficial” de la Asociación.
      Muchas sonrisas!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *