LUCÍA, “Aquella que lleva la LUZ”

LUZ es la palabra con la que me sale empezar la primera entrada del blog de esta nueva edición de CEN con C, AYUDAR (nos) AYUDA.

Alguna vez me han llamado “cazadora de sueños” pero, de un tiempo a esta parte me he especializado en cazar “luces” ya sea en forma de amaneceres, atardeceres, filtrándose a través de los árboles o…colándose por las ventanas…

Como el halo de LUZ que esta mañana, de manera CAUSAL, se colaba por una de las ventanas de la sala multiusos del CEIP Pinar Prados mientras Meri, la mamá de Lucía, les explicaba a los alumnos de 5º de Primaria “la historia de Lucía” cuyo nombre, de origen latino “lux”, significa “Aquella que lleva la LUZ”…

La historia de Lucía comenzó con un “poco-sospechoso-de-lo-que-estaba-por-llegar” chichón en la cabeza. De ahí a la palabra leucemia infantil fue un visto y no visto y, además, con pandemia incluida. Si la vida estaba poniendo a prueba a Lucía y a todos los que la querían, no lo estaba pintando nada fácil así que, para combatir, Lucía decidió utilizar su mejor y mayor arma defensiva: su sonrisa y su LUZ

Y HOY, tras año y medio de lucha en el hospital, de quimioterapia, de inmunoterapia, de trasplante de médula y de tantas y tantas cosas que solo los que pasan por una experiencia parecida saben; HOY un pequeño halo de LUZ enfocaba la fotografía de Lucía que Meri sostenía en sus manos mientras contaba, entre otras muchas cosas:

– cómo era Lucía, Luci …o mejor dicho, cómo ES pues HOY sigue siendo y sigue dando LUZ y energía suficiente como para que sus padres, con su despedida tan reciente, hayan decidido hablar en nombre de la Fundación Cris contra el cáncer, la causa solidaria con la que colabora el colegio;

– lo importante que es la investigación para no tener que escuchar nunca más un “no-existe-tratamiento-para-tu-ser-querido”;

– y el valor de convertirse en donantes de sangre y de médula para salvar vidas.

De ahí nos hemos ido al CEIP San José Obrero donde también escriben cuentos este año los alumnos de 5º de primaria a favor de la misma Fundación. A pesar de ser unos veteranos en lo de escribir cuentos, pues participaron en 2º de primaria y en tercero de infantil, han demostrado que una cosa es escribir una historia y otra cosa es perder la oportunidad de “contar tu propia historia en directo”. HOY, tras escuchar “la historia de Lucía”, tooooodos tenían algo que contar desde su particular “pues a mí…pues yo”; muchos han sido los que han querido compartir sus experiencias con nosotros y a falta de “halo de LUZ”, he de decir que, el nombre de la niña que sin duda se ha ganado el “Óscar-a-la-que-más-se-ha-hecho-notar”…como no podía ser de otra de forma era…Lucía 🙂

Sí, AYUDAR (nos) AYUDA

Meri nos ha ayudado en la visita de sensibilización de esta mañana regalándonos su testimonio desde una generosidad infinita y, esta experiencia, me decía, le ha ayudado a ella a sentir a Luci HOY mucho más presente si cabe…

Los niños de 5º escribirán cuentos para ayudar a seguir investigando sobre el cáncer infantil y, esta experiencia, les ayudará a ellos a crecer en valores acercándose a lo que TODOS estamos destinados a ser en esta vida: “la mejor versión de nosotros mismos”. Lucía, Luci, me consta que llegó a serlo… ¿Y NOSOTROS? ¿Nos vamos a conformar con una versión mediocre…? Desde el lema de CEN con C “merece la pena intentarlo” os animamos a todos a ser “esa mejor versión”!!

Lucía, Luci

¡Gracias por BRILLAR en todas y cada una de tus versiones y dimensiones!

Share this article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *