Un año más CEN con C da LA CARA POR LOS DEMÁS

¿Por qué elegir el 8 de marzo para presentar las portadas de nuestros libros solidarios?

Porque desde 1977 HOY es el Día Internacional de la Mujer y la PAZ Internacional, un día para DAR LA CARA por LOS DEMÁS. Y ese “demás” engloba a todos los seres vivos que sufren, por los motivos que sean y no solo por su condición de mujer.

Siempre me he considerado una “ciudadana del mundo”, alguien internacional pues siento que pertenezco a todos los países además del mío propio. Nunca le he encontrado mucho sentido a eso de “si cruzas al otro lado de la calle estás en otro país” cuando para mí, la madre Tierra es el hogar de todos los que la habitamos.

Tengo mis propias raíces a las que valoro por igual que a mis alas. Y cuando hablo de raíces me refiero a las que me anclan a este mundo, las que me conectan con la verdadera naturaleza del ser humano que no es otra que el AMOR. Por eso, cuando me preguntan por qué regalo un libro a cada niño sin exigir que las familias compren un mínimo de ejemplares, mi respuesta es siempre la misma:

“La experiencia me ha demostrado que el ser humano es bueno y generoso por naturaleza, y que no hay nada que llene más el corazón que la dicha que se siente al ayudar al otro”.

Detrás de estas 44 portadas hay 57 clases de niñ@s de entre 5 y 13 años que colaboran, junto con 57 docentes, con 12 causas solidarias diferentes. Números convertidos en Cuentos Escritos con el Corazón para ayudar a los demás. Porque ayudar nos ayuda a convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

Por eso HOY no quiero dejar pasar el día sin hacer un llamamiento a nuestra verdadera esencia. HOY os invito a todos a cerrar los ojos durante unos minutos, hacer tres respiraciones profundas, poner nuestras manos sobre el corazón y permitirnos SENTIR y SER nuestra máxima expresión. ¿Con qué fin?

Con el de poder hacer todo lo que esté en nuestras manos para aliviar nuestro sufrimiento y por ende el de los demás…y no, HOY no se trata de dejarlo todo y salir corriendo a socorrer a los miles de refugiados ucranianos si eso “no está a nuestro alcance”…es algo más sencillo que todo eso…

HOY se trata de tener más paciencia que otros días con nuestros hijos, nuestros compañeros de trabajo, nuestros “jefes”, nuestros mayores; de cocinar la cena esta noche con cariño escuchando de forma activa lo que nos cuentan nuestros hijos o nuestra pareja; de no juzgar a la persona que tienes al lado porque no piensa como tú; de agradecer poder estar viviendo “la rutina de siempre” y de celebrar el ESTAR VIVO porque MIENTRAS HAY VIDA HAY ESPERANZA.

¡Si hay que luchar que sea por LA VIDA!

No te rindas por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se ponga y se calle el viento,

aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños,

porque cada día es un comienzo,

porque esta es la hora y el mejor momento,

porque no “estamos solos”,

porque “nos queremos”.

Poema atribuido a Mario Benedetti

Share this article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *