Una muerte llena de vida, una vida que deja huella…”La Huella de Jaime”

La vuelta de las vacaciones de Semana Santa nos llega con un sabor agridulce.

Dulce por el tiempo vivido en familia, por las horas de sueño recuperadas, por los desayunos sin prisas y los paseos de la mano. Dulce también porque a la vuelta nos esperan tres colegios donde regalar libros, ilusión y magia.

Pero amarga porque el sábado nos dejó nuestro amigo Jaime. Y sí, digo nos dejó en el sentido de “dar” más que el  “marchar”. Porque si algo nos dejó a los que tuvimos el placer y la suerte de conocerle, fue una lección de vida inolvidable.

Jaime logró lo que muchos anhelamos: tener una vida completa, llena y satisfactoria. A pesar de su enfermedad (Distrofia muscular de Duchenne) o, quién sabe, quizás gracias a ella.

FOTO 1

Desde la Asociación CEN con C te damos las gracias por todo lo que nos has dejado, a pesar de habernos dejado. Tu fuerza, tu coraje, tus ganas de vivir, de disfrutar y de exprimir la vida son un ejemplo a seguir. Tu espíritu anida ya en nuestros corazones porque ya sabes, Jaime, que seguiremos “contando y contando” siempre, siempre con el corazón.

corazones_en_el_cielo

Share this article

3 thoughts on “Una muerte llena de vida, una vida que deja huella…”La Huella de Jaime”

  1. Nosotros tuvimos la suerte de conocer a Jaime y nos dejó huella sus ganas de disfrutar de cada momento que nos da la vida, una lección para todos.
    Gracias Jaime!!!!! Bea y María Jesús

  2. Yo también tuve la oportunidad de conocer a Jaime y a sus padres. Agradezco sobre todo esa alegría que nos trasmitió las dos veces que nos visitó en el colegio. Nos hizo sentir importantes y grandes. ¡Gracias Jaime por lo que nos diste!
    Estrella

  3. No tuve la oportunidad de conocerte, Jaime, pero me dolió tu adiós como si te conociera desde siempre. Cada día veía tus fotos, las limpiaba, sabía que pronto papá te traería a Cantoria y tendría el placer de conocer a ese muchacho valiente y tan lleno de fuerza que sus abuelos, Isabel y Joaquín, me hablan tanto de él. Solo tenían palabras bonitas para ti. Pero no pudimos llegar a conocernos…por eso sé que desde ese cielo tan bonito, en las noches brillará una estrella con más fuerza, la que tienes que mandar a tus padres hermanos, abuelos, tíos y tantos amigos que nunca te van a olvidar. Descansa en Paz Jaime, un besito muy muy fuerte. Elisa.

Leave a Reply to María Jesús Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *