A,B,C,D,E….FQ en el Liceo Sorolla

“Creo que si buscamos una causa que nos toque de cerca, a los niños y a las familias les llegará más fácilmente”.

Esas fueron las palabras de Estrella. Mujer de quitarse el sombrero al frente de los departamentos de Infantil y Primaria del Colegio Liceo Sorolla. Pensando en una causa solidaria con la que pudieran colaborar los alumnos de 5 años lo tuvo claro:

“Este año ha entrado en la clase de 3 años un niño con una enfermedad poco común: fibrosis quística. Déjame que hable con los padres y te cuento…”

Por “cuentos” será en este proyecto…y efectivamente…me contó.

Me contó que había hablado con Eva, la madre de Edu y que estaba entusiasmada con la idea de que los compañeros “mayores” de su hijo escribieran cuentos para colaborar con su causa. Me dio su contacto y nos pusimos al habla rápidamente. Nada de emails ni de wasaps…Una conversación de cinco minutos es mil veces más efectiva. Ya solo durante nuestra charla telefónica Eva me transmitió con el tono y el color de su voz lo ilusionada que estaba con el proyecto.

al telefono

“Por supuesto cuenta conmigo para lo que haga falta…”

Y Eva me contó que hace falta, mucha falta concienciar sobre la importancia de la higiene en una enfermedad como la de su hijo en la que un simple constipado acaba normalmente en una hospitalización. La fibrosis quística (FQ) es uno de los tipos de enfermedad pulmonar más común en niños y jóvenes que provoca la acumulación de moco espeso y pegajoso en los pulmones. Por eso es vital para los que la padecen evitar a toda costa el contagio de gérmenes o virus no dañinos para la gran mayoría pero muy nocivos para ellos.

fibrosis-quistica

Y con ese objetivo claro de SENSIBILIZAR a los más pequeños para que éstos conciencien a los mayores, Eva me ha acompañado esta mañana al Colegio Liceo Sorolla para reunirnos con las tres clases de 5 años. Ha sido una reunión en toda regla. Al estilo “asamblea” como están acostumbrados. En ella les he contado El Cuento de los Cuentos Escritos por Niños con las peripecias de mi hijo mayor Marcos que dio paso a un cuento escrito por mí…cuento que fue publicado y que me llevó a leerlo en la clase de Marcos donde a su vez, escuché unos fantásticos Cuentos Escritos por Niños con mucho Corazón…lo que nos llevó a la publicación de esos cuentos para ayudar a Rocío, una niña con leucemia pero también con un deseo: conocer Venecia…y entre todos el primer libro solidario Deseos Cumplidos vio la luz…

cuento marcos

De ahí hemos dado paso al “efecto marionetas” esta vez con el pirata Garrapata y el cocodrilo Dañino…hay que decir que para haber sido lunes a primera hora de la mañana los niños estaban de lo más despiertos y ha sido un placer bromear con ellos escondiendo al cocodrilo mientras no dejaban de gritar hasta desgañitarse en su afán por avisar al pobre pirata Garrapata…

pirata garrapata

Pero el cocodrilo Dañino andaba con tos y algo constipado por lo que hemos optado por despedirle y darle paso a Eva.

Eva les ha hablado de Edu, su hijo y de lo que le hace ser “diferente”. Edu da los buenos días todas las mañanas a su madre con un:

“Mami ¿está mi tratamiento preparado?”

Porque antes de desayunar hay que pasar por él. Edu, además, sabe que tiene que hacer más ejercicio que otros niños por eso tiene una cama elástica donde poder saltar y, de vez en cuando, sus padres ¡incluso le dejan dar botes como una pelota en su cama sin regañarle! A Edu le encanta tocarte y decirte: “Píllame” para acto seguido dar media vuelta y salir corriendo a la espera de que tú salgas tras de él. Edu sabe además que cuando hay niños constipados en clase o algo malitos él tiene que quedarse en casa. Edu conoce también la importancia de lavarse las manos y de usar mascarillas cuando va a sus revisiones porque las infecciones cruzadas son muy peligrosas para él.

eva

Para demostrarles lo fácil que es la propagación de los gérmenes o virus, Eva ha pedido la colaboración de tres voluntarios. A uno de ellos le ha pedido que se pusiera un poco de crema hidratante en las manos. Después ha sacado “el bote de los virus” en forma de purpurina roja y le ha puesto un poco de polvo en las manos. Seguidamente le ha pedido que se tocara la nariz…y ¡de tan roja y brillante parecía la nariz del reno Rodolfo! Luego el pequeño le ha dado la mano a su compañera manchándola de purpurina y ésta, a su vez, “ha contagiado” de polvos brillantes al tercer voluntario. Todo en cuestión pocos segundos…

pegamento-con-purpurina

Eva ha aprovechado la ocasión para decirles que lavarse solo con agua “no vale” porque los virus son como la purpurina…difíciles de quitar…hay que utilizar jabón y frotar y frotar hasta que queden bien limpitas.

Y así hemos llegado al límite de “capacidad de atención” de nuestros escritores que se han portado como unos campeones. También hemos tenido tiempo para hacer una ronda de preguntas que más que “questions” eran “aportaciones individuales” en formato “pues un día mi mamá tenió un resfriado…” de esas que te enternecen el corazón.

nina pensando con corazones

Muchas gracias como siempre a Estrella por hacerme sentir como en casa, a Eva por su labor de “coaching infantil” en versión visita de sensibilización y Lucía y Marta, profes de 5 años, que ya están poniendo a cocer a fuego lento los ingredientes mágicos para la elaboración de cuentos suculentos…Eso sí, para degustarlos primero tendremos que lavarnos bien las manos 🙂

lavarse  las manos

Share this article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *