El Niño Jesús disfruta con Niños Karatecas de Pinto

Tarde de lunes de junio en la que por fin, parece, comienza el calor. Pero para calorcito el que dejaron los alumnos del Club de Karate Ajla de Pinto en el Teatrilllo del Hospital del Niño Jesús. Ajla es un modesto Club de Karate pero eso no fue impedimento para ellos a la hora de financiar el desplazamiento de los 52 alumnos hasta allí. Tampoco lo fue para los más mayores el sacrificar una tarde de estudio en plenos exámenes para hacer las delicias de algunos de los niños allí hospitalizados. Ni tampoco les limitó el espacio tan reducido del que disponían para realizar sus movimientos.

Antes de la llegada de los karatecas pudimos charlar un ratito con Lorena y Carlos de la Fundación Aladina. Aquí os dejo unas fotos del encuentro.

Se mostraron encantados con el libro que, todo hay que decirlo, ha quedado fantástico y alabaron gratamente la iniciativa. Lástima que el deber les llamaba y no pudieron estar presentes durante la exhibición de los chicos.

No obstante tuvimos un público maravilloso. Nada tumultuoso pero sí especial. Un grupito de niños en pijama y zapatillas disfrutaron de la exhibición y de todo lo que allí nos contaron. Qué es el karate, qué significan los movimientos, qué aprenden en la escuela…Una exhibición preciosa dirigida por su maestra Alba.

Alba es profesora en el Centro Dionisia Plaza de Aravaca. Allí formó parte de otros dos libros solidarios Mis cuentos y Cuentos Fantásticos en colaboración con la Fundación Síndrome de Dravet. Un día me dijo:

“María Jesús, ¿sabes que tengo más niños a parte de los del centro? Y estoy segura de que a ellos también les encantaría ser autores de cuentos solidarios.”

Dicho y hecho. Nuestros cuentos de karate es el resultado.

29 escritores llenos de ilusión para colaborar con una causa preciosa, la de la Fundación Aladina.

Casi al finalizar Alba invitó a los niños del Hospi a practicar alguno de los movimientos exhibidos y dos de ellos no se lo pensaron dos veces. Nadie, tras haber visto como los pequeños daban patadas y puñetazos, podría pensar que estaban faltos de vitalidad. Es lo que tiene salir de la rutina del día a día, que uno se olvida por unos instantes de la “otra realidad”.

Solo por eso MERECIÓ LA PENA LA TARDE DE AYER.

Mil gracias a los valientes, generosos y respetuosos chicos del Club Ajla de Pinto. ¡Fue un placer veros en acción!

Y con este libro, nuestro libro número 51 cerramos nuestro curso escolar. Un año 2013 en el que nos proponíamos publicar 13 libros lo hemos cerrado con 27 libros a nuestras espaldas. Justo el doble más uno de lo inicialmente pensado.

Esperamos que el año próximo podamos continuar llegando a más niños, más profes, más familias y más Fundaciones.

La semana próxima SEMANA DE DONACIONES. Tras la siembra toca la recolección y el apoyo económico a las Fundaciones.

Os mantendremos informados.

Share this article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *