Delfines, manadas y cuentos que mueven montañas

Inspiro profundamente, mantengo el aire unos cuantos segundos y lo suelto leeeentamente. Inspiro y expiro. Una vez más…Inspiro y expiro…Ahora sí, ya estoy lista para poder ordenar ideas y sentimientos.

aares

La mañana de hoy ha sido de lo más intensa, de las que te llenan y recargan con energía de la buena pero que al mismo tiempo resultan agotadoras. Y más en un día de primavera como el de hoy, con temperaturas para las que nuestro cuerpo todavía no está aclimatado.

A las nueve de la mañana ya estaba en el CEIP Gonzalo Fernández de Córdoba junto con Ernesto y Palmira de la Asociación Animalwelfare que no se han querido perder por nada del mundo el acto de presentación de los tres libros escritos en favor de su causa solidaria.

Nos ha recibido mi tocaya María Jesús, una Jefa de Estudios maravillosa, con su habitual sonrisa en su rostro. ¡Así da gusto! Hemos comenzado por los más pequeños. Los alumnos de 5 años A de la clase de Maribel. La verdad, no sé quién estaba más ilusionado si el alumnado o la propia profesora a la vista de los saltos de alegría que ha dado cuando nos ha visto entrar a su clase con “nuestra caja mágica”. Sí, esa caja que se llena de libros cuando pronunciamos nuestro conjuro:

 “Abracadabra pata de cabra

que todas estas hojas

se conviertan en libros

dentro  de la caja”.

Y una vez más…¡¡Ha funcionado!!

GRAN CAPITAN_5_AÑOS

Han salido de las cajas 25 “delfines heridos” en busca de niños que quisieran conocer su historia. ¡Cómo emociona ver a los más pequeños seguir con su pequeño dedito, las letras que escribieron en su día mientras silabean en voz alta, sin que exista nada más importante en ese momento para ellos…!

libro 5 años

Para la presentación del siguiente libro nos hemos ido a la biblioteca. Allí nos esperaban los alumnos de 5º junto con sus tutores Sara y José Vicente. Les hemos hecho sufrir un poquito y antes de entregarles su libro Cuentos que mueven montañas,

GRAN CAPITAN 5_PRIMARIA

han escuchado el cuento escrito por Palmira para Animalwelfare titulado De 100 gr a 45 kg: me llaman Leo. Es un cuento muy bien escrito, emotivo, tierno pero a la vez algo triste que cuenta la historia de Leo, un perro abandonado en una caja de zapatos al lado de un contenedor de basura que termina siendo un perro amaestrado para ayudar a personas “especiales” que le necesitan.

DSC_0008

Tras el merecido aplauso a la autora del cuento ya no hemos sido capaces de demorar más la entrega de los libros. ¡Aquí está nuestra foto de familia!

libro quinto

Un gran abrazo a María Jesús, la Jefa de Estudios ha puesto el broche final a nuestra jornada en el CEIP Gran Capitán esperando volver el curso próximo pues nos hacen sentir como en casa.

Y del Gran Capitán al CEIP Pinar Prados donde Begoña, Directora del centro, y Emilia, la Jefa de Estudios nos han ofrecido un pequeño tentempié. Al ver la mesa repleta de bombones, bizcocho y galletitas, a Ernesto le ha salido del alma:

“¡Qué bien os cuidáis!”

“Sí, demasiado bien…hoy ha sido el cumpleaños de una compañera y así no hay quien mantenga la línea” – se reía Emilia.

Porque Emilia no pierde nunca la sonrisa. A pesar de tener hoy una fuerte contractura en el hombro (por la que, por supuesto, no va a pedir la baja…¡menuda  es ella!) no ha perdido ocasión de hacer mil y una fotografía durante la presentación de Una manada con corazón de león.

PINAR

Por supuesto a estos chicos también les hemos hecho sufrir un poquito y les hemos leído el cuento escrito por Palmira. No recuerdo muy bien cómo, pero hemos terminado entablando con los chicos un pequeño debate sobre “el comercio justo” la mar de interesante. Es gratificante pensar que estos chicos, que son el futuro, sepan enmendar algunos de los errores que, nosotros, adultos del presente cometemos día a día. Ellos son nuestra esperanza pero de nosotros depende hoy, que crezcan con valores que mañana les conviertan en personas respetuosas con sus semejantes, el medio ambiente, la naturaleza, los animales y cuanto les rodea.

arboles

La entrega de libros ha sido curiosa porque en lugar de ir llamándoles por sus nombres y apellidos, íbamos leyendo los títulos de los cuentos para que su autor/a, al reconocerlo, recogiera su ejemplar de regalo. ¡Pues bien! Se ha dado más de uno y más de dos casos de amnesia total al no reconocer y recordar el título del cuento que escribieron en su día. “¡Es que hace mucho tiempo ya!” – decían. ¡Claro, desde noviembre que lo escribieron…4 meses son para ellos media vida! Qué diferencia con nosotros los adultos…lo relativo que es todo en la vida…

libros

Es todo tan relativo, que esta misma tarde me he quedado gratamente sorprendida al escuchar esta conversación entre una madre y su pequeña de a penas 5 años a la salida del colegio:

– Gimena ¿quieres que vayamos un ratito al parque que hace muy bueno?

– No ¡yo quiero ir a la biblioteca!

– Gimena, tooodos los días quieres ir a la biblioteca…Hoy toca parque, ¿vale?

– No,¡ yo quiero ir a la bilioteca!

Ignoro si Gimena habrá sido capaz de convencer a su madre o no, pero yo me he quedado de piedra. Está claro que lo que para algunos niños supone un suplicio, para otros es un verdadero regalo.

¡Bien por ti Gimena!

Gabrielle niña.

Share this article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *