CUANDO EL ESFUERZO ES UNA ELECCIÓN

He tenido la suerte de poder asistir a muchos talleres de “Escuela de Padres”. En ellos he podido tomar nota de mucha información que me ha proporcionado estupendas herramientas, no solo para lidiar con mis tres hijos, si no para lidiar conmigo misma…que no es poco.

Me atraen en especial todos los talleres relacionados con la inteligencia emocional y, con el tiempo, he acabado fascinada por tres letras en concreto PNL: Programación Neuro Lingüística. “Esto” que suena tan técnico se podría traducir más o menos en un:

“¡OJO! El modo en cómo te hablas y les hablas a los demás determina tus pensamientos y los pensamientos de los demás”.

A modo de ejemplo práctico os voy a contar un ejercicio que llevé a cabo con mis hijos en su día y, que pongo en práctica en mi día a día cuando tomo conciencia (mindfulness) de que mi diálogo interior “no va por muy buen camino…”

Senté a mis tres hijos en la mesa del comedor y le pedí a cada uno de ellos que escribieran tres cosas que no les gustaba hacer.

Pongo un ejemplo del resultado:

  1. Tengo que estudiar.
  2. Tengo que lavarme los dientes después de comer.
  3. Tengo que madrugar para ir al colegio.

Acto seguido, les pedí que escribieran debajo las mismas frases pero cambiando la palabra “TENGO QUE” por “YO ELIJO”.

  1. Yo elijo estudiar.
  2. Yo elijo lavarme los dientes después de comer.
  3. Yo elijo madrugar para ir al colegio.

Y para finalizar el ejercicio, les pedí que añadieran al final de cada frase un motivo por el cual ellos pensaban que elegían realizar cada una de esas acciones que, supuestamente, no les gustaba hacer.

  1. Yo elijo estudiar porque quiero aprobar todas las asignaturas.
  2. Yo elijo lavarme los dientes después de comer porque quiero tener una boca sana.
  3. Yo elijo madrugar para ir al colegio porque me gusta estar con mis amigos aunque las clases sean un poco rollo.

Les pregunté qué frases les sonaban mejor y, por supuesto, se quedaron con las últimas…

A día de hoy siguen quejándose por tener que estudiar, por tener que lavarse los dientes o por tener que madrugar PERO sus mentes saben que existe una ruta alternativa que pueden tomar si así lo ELIGEN…Y si no tienen a la perseverante/pesada de su madre para recordárselo 🙂

Porque, y a las pruebas me remito…

¡Qué descanso cambiar

TENGO QUE por YO ELIJO!

Para ellos y para nosotros como adultos si no, a ver, que levante la mano el que no lleve cargados a su espalda tres o cuatro kilos de “TENGOS QUE”.

Como os decía, es una fórmula que a nivel mental, emocional y psicológico, ¡funciona!

Hoy he llegado a casa a media mañana después de haber realizado dos preciosas presentaciones en el CEIP Pablo Sarasate donde l@s alumn@s de 5 años y 3º de primaria han escrito cuentos para colaborar con la Federación Autismo Madrid.

Soy corredora habitual desde hace cerca de una década, no corro grandes distancias pero sí soy constante/perseverante/pesada (como dicen mis hijos) en el tiempo e imperturbable con el tiempo que haga: frío, calor, lluvia, viento o incluso nieve.  Y precisamente hoy “TENÍA QUE” salir a correr. A pesar de que correr me gusta porque es mi momento, me despeja, me ayuda a ganar fuerza física y mental, me ayuda a ordenar ideas o sencillamente a ver las cosas desde otra perspectiva; he de reconocer  que no siempre me apetece por igual calzarme mis deportivas. Hoy era uno de esos días que me hubiera quedado en casa escribiendo la entrada del blog sentada frente al ordenador con una buena taza de té…sí, era una opción y podía haberlo hecho así, nada ni nadie me lo impedía pero HE ELEGIDO libremente salir a correr porque sé lo bien que me sienta y lo mucho que lo iba a agradecer después.

Ejemplos como éste…todos los días a todas horas.

Esta misma mañana, hablando con Miriam, Bea y Jesús, las dos profes de 5 años y el profe de 3º de primaria, me decían lo contentos que estaban con el resultado final. Me reconocían que no les había parecido tan sencillo como pensaban en un principio pero sé que siempre fueron conscientes de haber ELEGIDO realizar ese esfuerzo.  Lo sé porque a pesar de los problemas o las dudas surgidas, en ningún momento perdieron la ILUSIÓN. Ni una queja, ni una mala cara…esa actitud es lo que hace especiales a los profes que ELIGEN participar con sus chic@s en CEN con C. Ell@s ELIGEN: fomentar la lectura, la escritura, la imaginación, la creatividad, el ser solidarios, el creer que se puede, la autoestima, el trabajo en equipo…y esa es una elección que, lejos de pesar, les hace sentirse ligeros y libres.

Os animo a que pongáis en práctica esta fórmula en uno solo de vuestros TENGO QUE y que, solo por hoy, lo cambiéis por un YO ELIJO añadiendo una sola razón que os motive a realizar esa acción.

Mañana TENGO QUE, o mejor dicho ELIJO libremente, madrugar para volver a Móstoles al CEIP Antonio Hernández donde l@s alumn@s de 2º, 3º y 6º de primaria han escrito cuentos para colaborar con Afinsyfacro.

Share this article

2 thoughts on “CUANDO EL ESFUERZO ES UNA ELECCIÓN

  1. Tienes razón.
    Hace tiempo ELEGÍ seguirte, y efectivamente estuve en lo cierto.
    Un abrazo para todos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *