SIEMPRE NOS QUEDARÁ “LA COMA”

Este fin de semana, coincidiendo con el tercer cumpleaños de mi padre desde que se fue, me he bajado a Granada en autocar en una escapada en solitario para recargar pilas y llenarme de VIDA para contrarrestar “la parte” que el COVID19, día a día, se está llevando por delante…

En el viaje de ida elegí una película que me llamó la atención por su título: El vendedor de sueños. No es una gran película pero sí tiene un gran mensaje para todos aquellos que, en algún momento de nuestras vidas, hemos sentido que nuestras vidas tenían de todo excepto “sentido”… Y ahí, es cuando aparece el gran regalo del protagonista a una persona que lo único que quiere es dejar de sufrir:

“Te regalo “una coma” para que puedas seguir escribiendo la historia de tu vida a pesar de que sientas que el mundo se te ha caído encima”.

Pues bien, ayer durante las 9 presentaciones que tuvieron lugar en el Colegio Malvar donde 9 clases recibieron ¡por fin! su ejemplar de regalo, tuve la sensación de, en lugar de estar regalando libros, estar regalando “comas” a cada uno de los profes y alumn@s. “Comas” para que pudieran seguir escribiendo sus vidas a pesar de lo atípico que está siendo “todo” en estos momentos.

Porque sí,

  • Atípico es estar presentando en el mes de octubre libros cuando lo suyo sería estar pensando en escribirlos.
  • Atípico es llegar a un colegio y no poder saludar a los profes con un beso o un abrazo.
  • Atípico es que existan clases “nuevas” creadas con los “niños sobrantes” que exceden la ratio que dicta este año escolar.
  • Atípico es no poder ver las sonrisas de los profes y los alumnos ocultas tras sus mascarillas al recibir su ejemplar de regalo (aunque por suerte todavía nos queda la mirada que “cuenta mucho” con los ojos).
  • Atípico es no poder hacer una foto de familia todos juntos sintiendo esa unidad de grupo que tanta energía y fuerza da porque hay que mantener la distancia de seguridad.

PERO siempre nos quedará “la coma”…esa coma que nos permite seguir escribiendo nuestros sueños, nuestras ilusiones, esa coma escrita con esperanza, con vida, con la certeza de que “todo esto” tiene un sentido y un para qué.

Desde CEN con C creemos en esa coma, nos aferramos a esa coma y la escribimos con fuerza para seguir publicando cuentos un curso más. Cuentos que les hagan sentir a los niños que LA UNIÓN sigue haciendo la fuerza, que no hay “puntos finales” que les puedan separar, que un proyecto solidario como éste no hay que dejarlo pasar “por el miedo” a “no saber qué va a pasar”.

Dicen que Dios escribe de vez en cuando con renglones torcidos. Yo siento que no, que no solo lo hace de vez en cuando. Creo que Dios (el Universo, la Fuente o como cada uno quiera llamarlo) lo hace constantemente porque no existe “el renglón perfecto”, cada uno está torcido a su manera, cada uno tiene su imperfección que lo hace perfecto en este mundo que nos ha tocado vivir.

Ayer fue un día atípico sí, pero también maravilloso por poder seguir regalando libros y “comas”.

Gracias a Mónica y a todo su equipazo de profes que me acompañaron por ese laberinto de colegio durante las nueve presentaciones y gracias a Jose de Surestea por hacer de porteador con las cajas e insuflarme ánimo para defender mi máxima: tratar de darlo todo en cada una de las presentaciones sin importar si es la primera o la última pues los niñ@s solo la viven una vez.

La próxima semana continuamos con el reparto de libros (¡y de “comas”!)…lamentablemente en la mayoría de los centros me limitaré a llevarles las cajas pero mientras tanto…

¡Seguimos reclutando a profes y niñ@s valientes que quieran sumarse este curso escolar a este DESAFÍO LITERARIO COVID19! Docentes y niñ@s sin miedo, armados hasta los dientes de TESTimonios y “comas” antes de escribir su punto y final.

Os lo contamos en tan solo 1 minuto pinchando aquí.

Share this article

One thought on “SIEMPRE NOS QUEDARÁ “LA COMA”

  1. Más que comas, María Jesús, tu regalas puntos y seguidos…………., que marcan la senda a seguir a todos aquellos que se lanzan a la piscina de la escritura.
    Tu padre, desde donde esté, que todos sabemos done, te sonreirá, y estará siempre a tu lado.
    Y com aquella vez que en forma de rayo de sol se acercó hasta donde estabas, de cualquiera otra forma, que solo tu reconocerás, volverá de nuevo a agradecerte todo lo que en pro de los niños haces.
    Un abrazo muy fuerte María Jesús, y en cuanto el corazón, la salud, y los años, me dejen, cuenta conmigo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *