TENEMOS DOS VIDAS

“Tenemos dos vidas y la segunda comienza cuando nos damos cuenta que solo tenemos una.”

Confucio.

A eso, los grandes místicos espirituales, es a lo que llaman “vivir despiertos” pues la mayor parte de nuestro tiempo, de nuestra “primera vida” vivimos dormidos…

Solo cuando tomamos conciencia de que estamos aquí de paso y de cómo nuestra vida puede cambiar en tan solo un segundo, valoramos lo que tenemos.

Y aun así…ni con esas…

¡Qué frase tan trillada de marzo hasta hoy la de “éramos felices y no lo sabíamos”! y qué poca trascendencia ha tenido en la mayoría de nosotros…

Seguimos igual de “dormidos” esperando a que “todo esto pase” para volver a ser felices de nuevo pero eso sí: con mascarilla, guardando la distancia de seguridad, reduciendo nuestra vida social al mínimo y tocándonos lo imprescindible…sin darnos cuenta de que “mientras esperamos” a que llegue “ese momento” lo único que va pasando es nuestra vida… ¡la única que tenemos! No somos conscientes de que solo disponemos del “momento presente” pues nada ni nadie puede garantizarnos el tiempo que nos queda en esta experiencia terrenal…

Por eso os invito a todos a “despertar”.

Personalmente me ayuda mucho practicar el agradecimiento en cada pequeña cosa que el día a día me ofrece. Son cosas sencillas y obvias pero que hoy sé que antes no valoraba como se merecen porque solía dar por sentado que seguirían ocurriendo día tras día. Hasta que “despiertas” y te das cuenta de que no es así… Y comienzas a ser consciente de la suerte que tienes de amanecer sin más en tu cama y no en la cama de un hospital (o bien por estar tú enfermo o por estar acompañando a un ser querido); o de lo afortunada que eres por poder disfrutar de una taza de café caliente saboreando realmente ese momento en el silencio de tu hogar en lugar de tragártelo sin más mientras estás “en otro lugar” (probablemente pensando en lo siguiente que vas a hacer) …La vida, esta vida, a sorbitos sabe mejor…

Da igual lo que ocurra fuera, las circunstancias externas no determinan nuestra felicidad…no es “lo que te pasa sino cómo reaccionas a lo que te pasa” lo que aporta sufrimiento a nuestras vidas…

Por eso, pequeñas cosas como la dedicatoria de Mª Ángeles, profesora y Jefa de Estudios este curso del CEIP Ágora en Brunete, que con tanto cariño me escribió el jueves pasado en mi ejemplar del libro VOLANDO TE CUENTO escrito el pasado curso escolar por los alumnos de 2º de primaria colaborando con Seo Birdlive…son grandes tesoros. Siempre lo fueron pero hoy, sin lugar a dudas, soy más consciente de ello…

Al igual que lo son los momentos vividos con esos pequeños escritores repartidos este curo en tres aulas pero sonriendo con los ojos y buscando emocionados su cuento publicado para mostrárselo con orgullos a los demás compañeros…siempre me he emocionado con todas y cada una de las presentaciones de los más de 350 publicados pero hoy, que trato de vivir “despierta” la mayor parte del tiempo, he verificado personalmente que cada pequeño sorbito que le doy a esta segunda vida lo saboreo con mayor intensidad…O quizá, solo quizás, simplemente, me estoy haciendo mayor 😉

Share this article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *