HAY COSAS QUE NO TIENEN PRECIO

Siempre he dicho que este proyecto tiene una doble contabilidad, la emocional y la económica.

La económica se contabiliza en euros, sin más. Mientras que la emocional tiene una gama tan amplia de concreciones que, sin contabilizar ni un solo euro, es infinitamente más rica que la económica.

¿Por qué? Sencillamente porque hay cosas que no tienen precio.

¿Cuánto valen las lágrimas de emoción de Begoña, profesora de 6º de primaria del CEIP Antonio Hernández, al ver escrita en el prólogo del libro de sus alumnos la dedicatoria a su hermano envuelta en un corazón…?

¿Qué precio tienen las lágrimas de felicidad de su compañera Tania, profesora de 5º de primaria, al ver que tanto esfuerzo ha merecido la pena…?

¿Cuánto vale escuchar al término de las presentaciones de los libros comentarios como éstos:

-“María Jesús, ¿me puedes firmar mi ejemplar por favor? Es que te admiro mucho”.

– “Y a mí también por favor. ¡Jo! ¡Este proyecto mola mazo!”

¿Qué precio tiene contarles a los alumnos escritores que el verdadero motor de CEN con C es el de poder colaborar con causas solidarias como la Fundación Aladina y emocionarme recordando a mi querida amiga Sonsoles que tanto corazón puso en esta fundación…?

Como os decía, hay cosas que no tienen precio…

Tampoco lo tendrá la tarde de este viernes cuando, gracias al “por qué no” de Tania y a la generosidad de Alejandro, estos chicos puedan firmar sus ejemplares en la librería Delirio de Móstoles. Es un plus, un querer hacer “algo más” que Tania, estoy segura, nunca olvidará.

Aquí os dejo las portadas de sus libros, las fotografías de familia y el cartel que Alejandro ha diseñado para este viernes.

Share this article

2 thoughts on “HAY COSAS QUE NO TIENEN PRECIO

  1. Gracias a Dios, efectivamente hay cosas que no tienen precio.
    No todo tiene que llevar colgado una etiqueta en euros.
    Gracias por compartir.
    Un abrazo, Pedro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *