CIENCIA CON MUCHO CORAZÓN

Humanizar los hospitales es uno de los objetivos de Menudos Corazones.

Afortunadamente, poco a poco, la ciencia se está humanizando. Hoy cuando se trata de sanar el cuerpo son muchas las personas que creen en trabajar al mismo tiempo en sanar la mente, el espíritu y lo emocional porque no hay que olvidar que todo en esta vida es susceptible de ser somatizado.

Un ejemplo de ello es el miedo a las agujas. María, presidenta de la Fundación Menudos Corazones, les contaba esta mañana a los alumnos de 6º de primaria del CEIP San José Obrero  en nuestra visita de sensibilización, cómo las personas que se ven sometidas a pinchazos continuos desarrollan una hipersensibilidad hacia ellos mayor que el resto. ¿Por qué? Pues porque la mente visualiza esos pinchazos como una agresión y cuando tan solo “cree” que le van a pinchar, se pone a la defensiva notando mucho más el dolor que otras.

El poder de la mente es brutal y lo triste es que la mayoría del tiempo no somos conscientes de ello. El poder de la mente nos permite combatir el miedo si somos capaces de dirigir nuestros pensamientos hacia un lugar seguro o neutro evitando que éste acampe a sus anchas paralizándonos o anulándonos.

Por ejemplo, como contaba María, cuando un niño sabe que le van a pinchar pone el foco de atención en una técnica tan sencilla como la de ir contando mentalmente hacia atrás de 3 en 3 comenzando por el 100: 100, 97, 94, 91…y ¡zas! ¡ya le han pinchado sin enterarse! Esta técnica y muchas otras vienen explicadas en un cuadernillo publicado por Menudos Corazones. María les contaba a los alumnos de 6º que la recaudación de la venta de sus libros solidarios contribuirá a la publicación de otros libros creados por niños con cardiopatías congénitas para ayudar a otros a afrontar mejor vivencias similares a las suyas.

También les contaba cómo los avances de las nuevas tecnologías permiten hacer casi, casi ciencia ficción. Un ejemplo de ello son las impresiones 3D. Todos nos hemos quedado sin habla cuando nos contaba cómo con una ecografía de un corazón, la fotocopiadora 3D es capaz de reproducir incluso lo que el ojo humano no es capaz de ver; creando un corazón exacto al que va a ser operado. Esto les permite a los médicos operar sabiendo de antemano lo que se van a encontrar reduciendo así el tiempo y el riesgo de la operación y dando una mayor garantía de éxito del resultado final.

La verdad es que aunque lleve una década colaborando con Menudos Corazones acompañando a María año tras año en sus visitas de sensibilización a los colegios, nunca, nunca deja de sorprenderme. Siempre hay un nuevo avance, una nueva técnica… Es una verdad irrefutable que el mundo de la ciencia es maravilloso pero solo si se le pone corazón la victoria será completa.

La próxima semana tenemos por delante otras tres visitas más de sensibilización, mientras tanto toca abrigarse que parece que el frío ha llegado para quedarse.

¡Buen fin de semana!

Share this article

2 thoughts on “CIENCIA CON MUCHO CORAZÓN

  1. Sí, ahora es distinto. Qué pena no haber sabido eso de contar de tres en tres al revés. Cuántos disgustos se habría evitado mi madre. Todos, absolutamente todos y cada uno de sus siete hijos, cuando tocaba vacunarse, uno tras otro, por riguroso orden de mayor a menor, nos íbamos desmayando……
    Ella, avisada, preparaba, antes de empezar las siete camas. Como si de los siete enanitos de Blanca Nieves se tratara.
    ¡Qué distinto hubiera sido todo se haber sabido contar de tres en tres al revés!
    Pero para mí, a mis 83, ya es tarde.
    Creo…

    • Querido Pedro, nunca es tarde si la dicha es buena…así que ya sabes, en tu próxima analítica “no dejes de contar”…ni hacia atrás ni hacia adelante…”no dejes NUNCA de contar”. Te espero.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *